swiss made

Como bien sabemos, Suiza es la cuna de la relojería mundial, una tradición que se ha mantenido por siglos y ha cargado de prestigio y renombre a los relojes Swiss Made, haciéndolos los favoritos de las personas más conocedoras en relojería. 

Tener un reloj Swiss Made no es cualquier cosa, ya que estas dos palabras, representan un título muy apreciado y buscado por marcas fabricantes relojeras, pero que pocas tienen el derecho de poseer:  para que un reloj sea oficialmente "Swiss Made" debe de cumplir ciertos requisitos establecidos en leyes y tratados internacionales sumamente respetados, pues esta denominación es símbolo del orgullo de una tradición muy valorada.

Es necesario saber que el término “Swiss Made” (que se traduce como “hecho en Suiza”), es como se les denomina por el origen a los relojes que cumplen con  las reglas de la Federación de la Industria de la Relojería de Suiza, es decir, se le otorgan si el reloj:

•    Tiene un movimiento (mecanismo) hecho en Suiza.

•    El movimiento del reloj se introduce en la caja del reloj en Suiza (ensamblado en Suiza).

•    Hasta el 60% del valor de producción del reloj debe ser Suizo (nuevo criterio establecido en 2013 por el parlamento Suizo)

swiss made

Se debe de cumplir con estas reglas para tener el "derecho" de poner en la carátula o en la tapa del reverso de un reloj la leyenda "Swiss Made", así puedes asegurarte de que tu reloj es auténticamente una pieza Suiza.

Ahora bien, es importante conocer la diferencia entre un reloj "Swiss Made" y uno "Swiss Movement":

Existen varias empresas que se dedican a fabricar movimientos Suizos, entre ellos se encuentran: ETA, Isa, Ronda y Sellita, los cuales producen movimientos Suizos que cumplen con todas las normas requeridas para garantizar los altísimos estándares de calidad para asegurar su buen funcionamiento.

Entonces, muchas veces hay ocasiones en que los proveedores de máquinas Suizas, venden sus productos a compañías que ensamblan el reloj en otro paìs fuera de Suiza (para reducir costos o bien por las capacidades mismas de la empresa) en este caso, la calidad es buena, pero no puede llamarse Swiss Made ya que sólo estaría cumpliendo uno de los requisitos requeridos.

En estos casos la ley también contempla una nomenclatura especial para expresar su calidad de movimiento, y estos son los modelos en los que se usa la leyenda de “Swiss Movement”, o sea, sólo su movimiento es Suizo pero fué ensamblado en otro país. En este punto hay que tener cuidado, pues ciertas empresas "hacen trampa" al usar frases como “Swiss Movt” “Swiss Quartz” que son un par de leyendas ilegales para la calidad Swiss Made.

En Invicta contamos con relojes 100% “Swiss Made” que cumplen todas las regulaciones para ostentar esta codiciada leyenda. ¿Los quieres ver?

VER RELOJES SWISS MADE