Por la similitud de la palabra, es bastante común que el término cronómetro se confunda con el de cronógrafo, he visto esta confusión muchas veces, incluso en colaboradores de tiendas especializadas en venta de relojes. A menos de que seas de aquella minoría que no confunde estos términos, te recomiendo que sigas leyendo esto para poder saber la gran diferencia que hay entre estas dos palabras.

El cronógrafo es una funcionalidad que se usa generalmente en los relojes de pulsera, bastante útil y común. Consiste en, como su nombre lo describe, registrar gráficamente el tiempo. Ésta funcionalidad seguramente te suena conocida, y también sospecho que ya la has usado algunas veces. Se usa para medir el tiempo transcurrido entre un intervalo determinado, cuando se necesita la medición exacta de la duración de algún acontecimiento determinado.

 

 

¿Ya la identificaste? Se activa por medio de 2 pulsadores, uno que pone la cuenta en ceros para empezar a medir y que también se encarga de parar la medición. El otro pulsador sirve para medir varias duraciones del tiempo, con el mismo inicio pero diferente final, así sabes cuánto tiempo hizo cada quién, por ejemplo en la carrera, en la natación, etc. Son tan precisos, que los cronógrafos miden y te indican hasta las centésimas de segundo. Es una funcionalidad bastante útil, la mayoría de los relojes Invicta cuentan con ésta particularidad.

Ahora bien. El cronómetro es algo totalmente diferente. Esta cualidad la reciben los relojes que su precisión ha sido comprobada y aprobada por la organización suiza C.O.S.C. (Control Oficial Suizo de Cronómetros), quienes se encargan de certificar o no, como cronómetros, a los mecanismos de los relojes haciéndolos pasar por diferentes pruebas durante un mínimo de dos semanas. Los someten por ejemplo, a temperaturas diferentes, con posiciones diferentes mientras se evalúa el comportamiento del mecanismo, cuidando que no se sobrepase el punto máximo de desviación permitido. Según nos informan en la página de C.O.S.C. (www.cosc.ch), al año solo certifican aproximadamente a un millón de relojes. Esta cantidad representa solamente el 3% del total de la producción suiza de relojes. Cada reloj cronómetro es único, identificado por un número gravado en su movimiento y con un número único de certificación entregado por COSC.


 

¿Entiendes la diferencia? Cualquier reloj cronómetro puede ser cronógrafo, si así se piensa y diseña. Pero no cualquier cronógrafo puede ser cronómetro, ya que para esto tiene que pasar la certificación de precisión de COSC.Tenemos el privilegio de contar con varios relojes Invicta certificados como cronómetros. Entre ellos tenemos los JT Reserve, modelo 14949, modelo 14427, modelo 14428, entre otros tantos.

Espero que esto te ayude a poder identificar la diferencia entre cronómetro y cronógrafo, y la próxima vez que te pregunten o te encuentres frente a estos dos términos sepas que quiere decir cada uno. ¿Cuál cronógrafo Invicta deseas que te ayude a medir el tiempo? ¿Cuál cronómetro Invicta deseas que te de la hora de la forma más precisa? ¡Hazlos tuyos!