Resistencia al agua / Water Resist

Muchos de nosotros tenemos la creencia de que si nuestro reloj dice en la parte trasera de la caja “Water Resist” o “Resistente al agua” significa que podemos sumergirlo sin que le pase absolutamente nada, lo que es un gravísimo error.

Si nuestro reloj dice que es “Resistente al agua” debemos de fijarnos hasta qué punto es resistente para garantizar que el uso que le demos sea el correcto y así le aseguraremos una larga vida.

Todas las marcas de relojes se basan en los mismos estándares en lo que se refiere a este tema, y esto es porque existencia una norma para ello. La norma DIN 8310 se encarga de regular los criterios de construcción y presiones de prueba que deben respetar los nuevos relojes.

Esta resistencia al agua generalmente va desde 3 ATMs / 30 metros hasta 20 ATMs / 200 metros, este dato lo puede verificar en la carcasa de tu reloj.

Ten en cuenta que el hecho que tu reloj diga que tiene una resistencia al agua de 30 metros, no significa que son 30 metros sumergibles sino 3 atms, lo cual te lo explicaremos más fácilmente en la siguiente imagen:

 

Por el hecho de que esta resistencia se mida en bares-presión atmosférica, debemos considerar que cuando se nada o salta al agua, la presión sobre los elementos herméticos que tiene la caja de tu reloj puede ser mayor que la presión que este indica, por lo tanto, tu reloj puede resultar dañado. Otro ejemplo puede ser cuando después de una exposición larga al sol sumerges tu reloj al agua, la presión del impacto se añade a la presión negativa debido al enfriamiento, lo que también lo puede dañar.

La recomendación de los expertos, es tener bien claro cuanta presión soporta tu reloj y verificar por lo menos una vez al año en un establecimiento especializado, que las juntas que hacen hermético tu reloj se encuentren en buenas condiciones.